Start-Up Playbook de Y Combinator: Parte I La Idea.


El objetivo de toda startup es crear algo que sus clientes lleguen a amar.

Cuando nos paramos a pensar cómo nacieron las empresas que actualmente tienen éxito, vemos que todas dieron sus primeros pasos con un producto que les gustó tanto a sus primeros clientes que estos no podían dejar de hablar de él. En este sentido es mucho mejor comenzar creando un producto dirigido a un número reducido de clientes que lo adoran, que un producto dirigido a un mayor número de personas, a las que simplemente les puede agradar tu producto.

Una pequeña advertencia a los que busquen crear una startup: ¡Es muy duro! Uno de los comentarios más habituales que recibimos por parte de los fundadores de YC es, que es una tarea mucho más difícil de lo que jamás se habrían imaginado. Para tener éxito a la hora de crear una startup, necesitas: una gran idea (en un mercado grande), un equipo de primera, un producto magnífico y una ejecución perfecta.

PARTE I |LA IDEA

Una de las primeras cuestiones que les formulamos a las startups de YC es, qué están creando y por qué. Buscamos respuestas claras y concisas.

En general, para que una idea pueda tener éxito, debe ser clara, y las ideas complejas son casi siempre una señal de una mente confusa o de un problema que no existe realmente.

Otra pregunta que solemos hacer es, quién necesita urgentemente este producto. En el mejor de los casos, tú serás tu propio cliente. En el segundo mejor de los casos, tendrás un conocimiento muy amplio acerca del cliente objetivo.

El modo de probar una idea es lanzarla al mercado y ver qué ocurre, o intentar venderla (ej. Trata de conseguir la firma de un pre-contrato, antes de escribir una sola línea de código). Es importante que tu idea evolucione junto con el feedback de tus clientes. Es crucial que llegues a comprender a tus clientes a la perfección. Esto es necesario para evaluar la calidad de una idea y para crear un producto y una empresa sobresalientes.

Como se ha mencionado anteriormente, crear una startup no es tarea fácil. Es necesario que empleados y fundadores compartan un sentimiento de misión, para que ambos trabajen con intensidad y convencidos de tener éxito. Por esa razón, siempre preguntamos a los fundadores por qué quieren crear esta empresa en particular. Asimismo, también acostumbramos a preguntar, de qué modo, en un futuro, la empresa pasará a ser un monopolio.

Finalmente, realizamos preguntas sobre el mercado en cuestión. Cuestiones como, cuál es su tamaño actual, cuál es su velocidad de crecimiento y por qué resulta creíble afirmar que mantendrá dicho tamaño dentro diez años.

Otras consideraciones acerca de las ideas:

1- Sin ninguna duda, preferimos algo que es original a algo que ha sido plagiado. La mayor parte de las grandes empresas suelen comenzar con una idea, que en su mayor parte no es copia de nada parecido (Algo que es nuevo en su mayor parte es diez veces preferible a algo copiado).

2- Las ideas que no suenan muy bien, suelen ser las mejores. Así que, no es necesario que guardes tu idea como oro en paño. Si se trata realmente de una buena idea, seguramente no sonará como algo que merezca copiar.

3- Hablando de contarle tus ideas a la gente, aunque es importante que tu idea cause emoción a algunas personas la primera vez que oyen hablar de ella, casi todo el mundo te dirá que tu idea no vale para nada.

Cuánto antes consigas creer en ti mismo y no te dejes arrastrar/llevar por haters, mejor para ti. No importa lo bien que hagas las cosas, los haters siempre estarán ahí.

A la hora de dar con una idea no es recomendable ponerse a pensar en ideas para startups. En lugar de ello, aprovecha para aprender todo lo que puedas. Aprende a detectar posibles problemas, identifica ámbitos en los que se podría ser más eficiente, y permanece atento a los principales cambios tecnológicos. Trabaja en proyectos que te resulten interesantes (http://blog.samaltman.com/projects-and-companies).

Por último deja atrás tu rutina y mézclate con gente interesante e inteligente. En algún punto las ideas surgirán.

Link original: http://playbook.samaltman.com/



Deja un comentario